PUNO LES MUESTRA ALGUNOS DE SUS ATRACTIVOS, QUE HACEN AL LAGO TITIKAKA UNO DE LOS DESTINOS MÁS VISITADOS DEL PERÚ Y SUDAMÉRICA.
CONOZCA EL ORIGEN DE LA CULTURA ANDINA Y LA CAPITAL DEL FOLKLORE PERUANO, JUNTO AL LAGO NAVEGABLE MÁS ALTO DEL MUNDO. SU GENTE LES ESPERA PARA COMPARTIR SUS COSTUMBRES, EN SITIOS DE GRAN BELLEZA Y PARA QUE DISFRUTE DE LO INOLVIDABLE Y MÁGICO, EN UN MUNDO DE QUECHUAS Y AYMÁRÁS.

Los principales lugares que puedes conocer para el disfrute de tu visita son:

 
   
   
 
 
 

CHUCUITO

Pueblo principal de los Lupacas, aymaras que gobernaron hasta lejanos lugares, estableciendo colonias. Luego Cuando estubo ocupado por los Inkas fue la ciudad capital del Collasuyo, con viviendas y locales importantes como el Inka Uyo, ubicado junto a la iglesia de Santo Domingo, la primera que fue construida por los dominicos en el altiplano en la época de la colonia y aún subsiste El Rollo, símbolo de la justicia española, las portadas talladas de las Cajas Reales e iglesias coloniales que lo hacen diferente a otros pueblos.

 
 
CERRO ATOJA:

Su cumbre está a 4477 metros de altitud; en ella hay dos centros ceremoniales. Descendiendo por el lado norte se llega al sitio arqueológico de Tunihuiri, de época Pukara. La caminata es de 6 horas admirando el paisaje del Lago.

 
 
BAHIA DE CHUCUITO:
Recorriendo en bote se observa variedad de avifauna lacustre en medio de las plantas acuáticas, la totora, y ambiente apacible


 
 
PUNO
Puno, la ciudad más importante a orillas del Lago Titkaka, tiene barcos de hierro como el Yavarí, que navega desde 1870, hacendo del Titkaka “El Lago navegable más alto del mundo”
Frente a su plaza principal se tiene su imponente catedral del siglo XVIII, casonas coloniales y republicanas que le dan personalidad; el Museo Dreyer permite conocer la historia de quienes habitan a más de 3810 metros de altitud, rodeados de cerros mitológicos, brindando comodidades modernas, junto a su folklore, artesanía textil y maneras tradicionales de vivir, compartiendo la herencia de uros, aymaras y quechuas.

 
 
CUTIMBO:
Sobre una gran meseta aislada en la planicie, cerca de Puno, está el cementerio sagrado de los Lupacas, señores aymaras de Chucuito. Hay chullpas circulares y cuadradas de gran tamaño. En sus cercanías hay sitios con pinturas rupestres y otras chullpas en Mallkuamaya y Arcopunco

 
 
UROS
Habitantes del Lago Titikaka sobre “islas” flotantes desde épocas inmemoriales. Consideran que el Lago, Mama Qota, los alberga y alimenta con los peces y la totora, planta acuática que usan para sus embarcaciones, viviendas e “islas”.
Su forma de vida, costumbres y creencias son únicas y diferentes a la de otros pueblos, de quienes usan los idiomas aymara y quechua que fueron obligados a aprender cuando se les prohibió hablar el Uro. Son aproximadamente cuatrocientas familias los sobrevivientes al tiempo.

 
 
TAQUILE
En la isla Taquile, con infinidad de terrazas de cultivo, construidas desde la época Pukara, sus pobladores muestran orgullosamente su vestimenta y costumbres tradicionales, resaltando su actividad y arte textil, reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.
La isla posee sitios ceremoniales como Mulusina y Coani Pata, Lugares arqueológicos y de ritualidad a los seres tutelares

 
 
ISLA DE AMANTANI
Con la orientación de sus pobladores se llega a la cumbre de la isla, donde están los centros ceremoniales de Llacastiti (pachamama) y Coanos (pachatata, para admirar el panorama de todo el Lago en su imponente atardecer. El hospedaje y alimentos tomados con las familias quechuas y la admiración de sus textiles son una vivencia inolvidable.

 
 
SILLUSTANI
Sillustani, necrópolis sagrada de los Colla, aymaras al norte de Puno, ubicada junto a la bella laguna U mayo y cerca al pueblo de Hatun Colla, su sede capital. Las chullpas o recintos funerarios, construidos con piedras pulidas, guardaban las momias de sus antepasados, a quienes veneraban cada año.
 
LLACHON e ISLA TIKONATA
La comunidad quechua de Llachón se encuentra en el extremo de la península de Capachica; su
paisaje, playas, hospedajes típicos y la amabilidad de las familias permiten una estadía
reconfortante. Desde la cumbre del centro ceremonial lnka Carus se aprecia el pequeño
archipiélago, donde resalta la isla Ticonata, con sus viviendas rústicas y la cordialidad de sus habitantes.

 
 
LAMPA:
Ciudad apacible con casonas solariegas de época colonial, su magnifica iglesia barroca del siglo XVIII, con artísticos tallados y lienzos de la Escuela Cusqueña y una réplica de “La Piedad” de Miguel Angel.
En su entorno se encuentran manifestaciones rupestres de los pastores de alpacas, cuyos descendientes mantienen la tradición del pastoreo y el arte textil, así como la danza y música del Ayarachi, de gran vistosidad y significado telúrico.

 
 
PUCARA
En Pucará, a 106 Km al norte de Puno, se encuentra el centro ceremonial y administrativo más importante de la cultura Pukara, que inició su desarrollo 1 800 años antes de Cristo y logró su máxima expresión en el año 400 después de Cristo; siendo el primer Estado altiplánico, sucediéndole Tiwanaco, Wari y posteriormente Los lnkas. Es la cultura matriz de Los Andes. Su centro ceremonial, Kalasaya, posee nueve terrazas escalonadas, patios hundidos ceremoniales, magnífica escalinata de acceso yen el Museo de Sitio se admiran monolitos de enigmáticos diseños y cerámica con la efigie del otorongo o jaguar, originario de las selvas hasta donde expandieron sus dominios.
Es un pueblo de artesanos ceramistas que producen el “torito de Pucará”, imagen que propicia el bienestar económico de la familia.


 
 
TINAJANI
Desde la ciudad de Ayaviri, camino al pueblo de Palca (Lampa) se ingresa a un paisaje alucinante de enormes columnas y formas líticas, modeladas por la erosión, es “el Cañón de Tinajani”, refugio de aves y plantas impresionantes como “la puya de Raimondi”. Recorrerlo en vehículo, en bicicleta o acampar en él es una experiencia inolvidable.


 
 
JULI:
Cuatro iglesias importantes y talleres de oficios fueron la base de La Misión de losJesuitas, en juli, durante dos siglos. El tallado de la piedra para la posteridad, los bellos lienzos pintados por Bernardo Bitti S.J. y el funcionamiento de una imprenta a comienzos del siglo XVII, la convirtieron en “La pequeña Roma de América”, frente al Lago Titicaca. Sobre la plaza, el sol del atardecer ilumina la portada tallada del Colegio para Hijos de los Curacas del Altiplano.

 
 
ANAPIA Y YUSPIQUE
Al sur del Lago, en el golfo de Wiñaymarca de Lago Titikaka, se tiene el archipiélago de Anapia, en cuyas islas los pobladores Aymaras brindan hospedaje, alimentación y paseos en botes a vela, se visita la isla Yuspique, donde se observan vicuñas y gran variedad de plantas nativas. El paisaje es complementado por las montañas sagradas, como el volcán Kapía.